Área de Psico-pedagogía

 

 

El área de psicopedagogía se encarga de observar, evaluar y analizar aquellas áreas y habilidades que intervienen en el proceso de aprendizaje de los jóvenes que ingresan a la Institución.

Objetivos 

Los profesionales que laboran en esta área se encargan de la realización de evaluaciones psicopedagógicas, a través de las cuales se obtiene información fundamental en áreas tales como: académicas, cognitivas, socioafectivas y perceptivas; para buscar alternativas o mejoras de la metodología o pedagogía que se utilizan en las diversas actividades académicas o personales, pero siempre enfocadas a las necesidades educativas, emocionales, cognitivas de cada uno de los estudiantes evaluados y buscando como objetivo final potencializar el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Las evaluaciones en la mayoría de ocasiones son canalizadas a través de los diversos equipos interdisciplinarios de Ciudad de los Niños (área académica y técnica, Comité de Apoyo, Servicio de Apoyo Fijo, Apoyo Educativo y Vocacional o ACAI) debido a que pueden identificar alguna situación o dificultad que no se ha logrado resolver por medio de los procedimientos y recursos ordinarios, o cuando es necesaria una opinión profesional fundamentada para tomar decisiones significativas que afecten el futuro académico del estudiante.

Otra de las finalidades del departamento es brindar intervención psicopedagógica en aquellas áreas o habilidades que presentan mayores limitaciones, esto basado en los resultados obtenidos tras la evaluación respectiva. Dicha intervención se aborda de forma personalizada e integral para desarrollar habilidades y destrezas en el alumno, implementando juegos, técnicas y tecnología. Adicionalmente, se le enseña a cada estudiante estrategias y técnicas de aprendizaje sobre sus procesos cognitivos.

Algunos objetivos complementarios del área de psicopedagogía son efectuar observaciones en el área académica como técnica, con la finalidad de analizar los diversos métodos o tácticas que se están implementando con los estudiantes que se encuentran en proceso de evaluación o intervención; y en los diversos albergues y residencias, principalmente cuando los estudiantes se encuentran efectuando “hora de estudio”, con el objetivo de brindar, tanto a los formadores humanos como a los alumnos, metodologías o habilidades que ayuden para que su aprendizaje sea más significativo.