Placeholder text, please change

“No sean sabios para ustedes solos"

No seáis sabios para vosotros solos. Recibe el Espíritu. En ti debe haber una fuente, nunca un depósito, de donde se pueda dar algo, no donde se acumule. Dígase lo mismo de la alforja

Este es el desafío que tienen siete colaboradores de la Ciudad de los Niños, así como su Director Fray Jesús María Ramos, quienes asistieron a un encuentro de formación con Fray Enrique Eguiarte en el Colegio San Agustín ubicado en la Ciudad de Panamá.

Las fechas de este encuentro están marcadas por coincidir con las fechas de la Jornada Mundial de la Juventud, realizada en esta misma ciudad el año anterior, y se percibe que la comunidad católica de este país, un año después, aún vive la experiencia que significó esta actividad, por lo que para los docentes panameños el tener esta experiencia con colaboradores de otros centros educativos, resulta muy significativa.

Sobre esta experiencia, la docente de Religión y encargada de Pastoral, Rubiela Cuadra menciona:

Diría que fue un reencuentro. A un año de la JMJ, Jesús regresa a tocar nuestras puertas y corazones en el rostro de nuevos peregrinos, recordándonos que Él está en cada hermano, justo a nuestro lado y que no importa de dónde seamos, somos una sola comunidad que canta y camina hacia el señor.

Justicia Solidaria, Interioridad, Carisma Agustiniano y Talleres de Oración fueron ejes temáticos durante la semana de formación, donde, además de la delegación de Ciudad de los Niños, participó una delegación del Colegio San Agustín de Kankintú, comarca indígena ubicada en Bocas del Toro al Norte de Panamá, así como el personal docente del Colegio San Agustín de Panamá.

El encargado de impartir la formación fue Fray Enrique Eguiarte, fraile Agustino Recoleto, partiendo del valor a trabajar durante el curso lectivo 2019-2020: Justicia Solidaria, el tema central de la primera jornada de trabajo fue el de San Agustín y la justicia, contextualizando las reflexiones agustinianas en un contexto actual y sobre todo orientado a las poblaciones más jóvenes.

Posteriormente, en las siguientes jornadas, se trabajó el carisma agustiniano, tratando temas como San Agustín y la Biblia, San Agustín y la Eucaristía, entre otros. Estas jornadas posteriores estuvieron acompañadas por el tema de la interioridad, así como talleres de oración.

José Carlos Quesada, docente de Español considera que “Dios da oportunidades para avanzar en su amor, mediante instrumentos que utiliza para impartir conocimiento. Un encontrarse con uno mismo y con los valores impregnados desde nuestro Padre San Agustín.

Otro aspecto a destacar durante este encuentro, es el de la vivencia propia del carisma agustiniano, donde en un ambiente de comunidad, los profesionales de los tres centros educativos pudieron intercambiar experiencias, ideas y vivencias propias de sus centros de trabajo y culturas, también se buscó una integración entre los asistentes a través de diferentes dinámicas amenizadas por el equipo de Pastoral del Colegio San Agustín de Panamá.

La experiencia vivida por los colaboradores de Ciudad de los Niños genera importantes desafíos, esto se ve reflejado por los siguientes testimonios:

Una gran experiencia y oportunidad de crecimiento espiritual, donde pudimos sumergirnos en el tema del carisma agustiniano y aprender mucho de ello, conocimos modelos de trabajo y metodologías de otros colegios: San Agustín de Panamá y Kankintú. Conocimos también grandes personas, desde los frailes, trabajadores del colegio panameño y compañeros de trabajo. Como reto: transferir los conocimientos adquiridos, mediante réplicas de los talleres, oraciones y lecturas en nuestro colegio” Jonathan Mena, docente técnico de Agroindustria.

Una experiencia que marca, la formación con Fray Enrique me gustó mucho ya que fue profundizar en diversos aspectos del carisma agustiniano, pero también hay otros aprendizajes que son valiosos como lo fue el compartir con docentes de los colegios de Panamá y Kankintú. El desafío más importante es que lo aprendido en esta semana le pueda llegar a los jóvenes y compañeros de Ciudad de los Niños, no en términos de teoría, sino lograrlo de forma vivencial. Finalmente, agradecida con Dios por esta oportunidad de crecimiento que me permitió acercarme al carisma agustiniano y crear comunidad con personas de otros colegios agustinianos.” Catalina Berrocal, Trabajadora Social, ACAI.   

Después de la experiencia vivida en Panamá, tanto Fray Jesús como los demás colaboradores que asistieron a este encuentro, tienen la misión de ser fuentes del carisma agustiniano entre la comunidad educativa de Ciudad de los Niños, fomentando en sus espacios de trabajo y convivencia todos aquellos valores que caracterizan el formar parte de la familia agustiniana.

Fuente: Licda. Catalina Berrocal